DIARIO DE TURISMO
Editado en Córdoba - Argentina

TE CUENTO MI VIAJE

Playa del Carmen, México

Una experiencia de vida en la playa de 6 meses, me dejó el corazón y la mente llena de cosas que hoy me gustaría compartirte, y hasta quisiera que vos también lo vivas. Contarte solamente mi propio viaje, me sienta un tanto individualista. Yo prefi¬ero que a través del mío, imaginemos el tuyo, ¿Te animás?

Viernes 20 de Abril de 2018
  • Xpu ha
    Foto Paulina Peña
    Xpu ha
  • Xpu ha
    Foto Paulina Peña
    Xpu ha
  • Xpu ha
    Foto Paulina Peña
    Xpu ha
  • Tulum
    Foto Paulina Peña
    Tulum
  • Soma. Restaurante de Sushi
    Foto Paulina Peña
    Soma. Restaurante de Sushi
  • Soma. Restaurante de Sushi
    Foto Paulina Peña
    Soma. Restaurante de Sushi
  • Foto Paulina Peña
  • Foto Paulina Peña
  • restaurante Mandarina´s
    Foto Paulina Peña
    restaurante Mandarina´s
  • Foto Paulina Peña
  • Acumal
    Foto Paulina Peña
    Acumal
Paulina Peña
Paulina Peña | paulinap.viajes@gmail.com

Para que te des una idea, la energía sobra en todo sentido. Vos elegís dónde atraparla. Hay felicidad en el aire, en la calle, en los bares y en la playa. Vas a encontrar paz en el mar tranquilo, de color verdaderamente turquesa, de agua cristalina, mientras sentís el mimo de caminar sobre una arena que se confunde con talco, de tan suave y blanca. También podés elegir la diversión

de ¬estas y bares de todos los estilos. Te va a dar ansiedad por aprovechar para comprar toda la ropa que puedas, porque aquí encontrás muchas marcas y precios económicos. Vas a probar nuevos sabores de comida mexicana, relajarte en la playa, y salir a dar una vuelta a tomar algo. Vas a tener ganas de vivir intensamente, disfrutarlo todo, porque hay una energía que te invade y muchas cosas para hacer. Hablemos de mi viaje, mientras hablamos también del tuyo, porque quiero que lo hagas. La llegada es al Aeropuerto de Cancún, donde la mejor opción es tomarte un ADO (colectivos de larga distancia). En una hora estás en Playa, Ahora, ¿Dónde te gustaría alojarte? Con mi compañera de viaje, habíamos alquilado un departamento por Airbnb, una plataforma que te recomiendo para conseguir alojamiento a muy buena relación precio-calidad (siempre viajo con ella). Es ideal para conseguir departamentos equipados, y en Playa del Carmen hay muchísimos. Nuestros primeros días fueron particulares porque en 5 días teníamos que conseguir el lugar donde viviríamos a largo plazo. Idas y vueltas nos llevaron a encontrar una casa en Playacar, un barrio privado. Arbolado, tranquilo, prolijo, con mucha naturaleza. Es ideal para vacaciones en familia, casi todas son casas muy lindas y amplias. Tuve el privilegio de vivír aquí hasta el ¬final del viaje, compartiendo la casa con otras personas. Algunos más duraderos, otros más pasajeros. Aprendí mucho de compartir con otros. Podría escribir 10 páginas de esta experiencia, pero si lo tuyo son vacaciones, seguramente el viaje va a tener otro tinte. Para el caso, te puedo dar algunas ideas: ¿A dónde parar? Lo primero que vas a ver caminando por la 5ta Avenida de Playa del Carmen, su calle principal, es que hay opciones para todos los gustos. Tiene una amplia gama de Hostels, Hoteles con desayuno y por supuesto, Hoteles All Inclusive. Lo más importante es que ubiques en el mapa la 5ta Avenida. Tendrá unos 3 kilómetros, con “de todo”: Hoteles, restaurantes, bares, boliches, tiendas de ropa, perfumerías, relojerías, tecnología, y más. Estar cerca tiene la ventaja de la comodidad, pero si buscás tranquilidad, te recomiendo no alojarte en pleno centro porque puede ser muy ruidoso. En cuanto a los costos, sorprenden para bien. Es un destino que tranquilamente podés visitar al estilo módico, y pasarla muy bien, o podés darte todos los lujos, porque encontrás de lo mejor. Volvamos al plan. Con tantas opciones, seguramente encontrás rápido el tipo de alojamiento que elegirías.

Y empezamos el primer día de vacaciones en el Caribe...

Te levantás con una sonrisa gigante, y te preparás unos mates como lo que hacía yo cada mañana, aunque si elegiste un All Inclusive, vas a estar frente a un bu et impresionante con todo lo que se te ocurra. Desayunás y después ¿Qué hacemos? Mis días en Playa, tenían un poco de turismo y un poco de trabajo, porque mi viaje fue planeado como experiencia de vida y crecimiento profesional. Asimismo, tenía muchos días libres, y para el caso, el mejor plan siempre fue: Vamos a la playa! y conocí muchas. Cada una re eja el mar de una manera diferente y todos los días te sorprende su belleza. Nunca lo vi igual y nunca dejó de asombrarme. Dan ganas de abrazar su inmensidad. La primera que conocí es la playa del centro, a una cuadra de la 5ta Avenida. Ya el segundo día, me fui más lejos caminando por esta misma, hasta llegar a la playa de Playacar. Menos concurrida y con un mar todavía más claro, limpio y turquesa. Andá a esa cada vez que puedas, es mucho linda. Los días que tenía más tiempo libre, elegía irme incluso un poco más lejos. A unos 30 minutos de Playa del Carmen, por la ruta que va a Tulum, hay varios paraísos (te tomás una “Van” en pleno centro). Yo iba siempre a Xpu Há, y también a Xcacel y Acumal (aquí con Snorquel si o si porque ves tortugas!). Xpu Há fue siempre mi favorita. Me cuesta ponerla en palabras. Es una obligación conocerla, y hacer la planchita en este mar, porque es una verdadera caricia. Te transporta. Caminala hasta la punta, no es muy larga. Hay menos gente y vas a ver que el mar va cambiando. Es imperdible. Cada playa tiene su encanto, y todavía hay más: Desde Playa del Carmen, tenés una hora de viaje hasta Tulum. Es un destino del que vale la pena hablar aparte, hojas y hojas. Por ahora, pretendo decirte que tenés que visitarlo si o si. Yo iba a pasar noches allá, porque no solo su mar es hermoso, sino que todos los bares y hoteles de la costa, son uno más lindo que el otro, teñidos de una onda rústica especial. Hay que vivirlo completo y no como un excursión de un dia a las ruinas de Tulum. En ¬n, así es como pasaba mis días libres de playas, y a la tarde-noche era el momento de salir a comer y tomar algo. Vas a querer hacerlo aunque estés cansado, porque hay tantos lugares que no te van a alcanzar los días para aprovecharlos. Caminá por la 5ta Avenida y animate a probar sabores nuevos, disfrutá de escuchar música en vivo, y pedile al mozo que te traiga tu plato sin picante, con las salsas aparte para poder regularlo vos. Creeme, los mexicanos comen muy picante y se lo ponen a todo. En ¬n, entre playa, salidas y trabajo fue mi experiencia, de conocer gente nueva, de alucinar con la naturaleza, y sobre todo con el mar. Me dejó recuerdos inolvidables. Si tengo que cerrar con una idea, la cierro con que mi pasión es viajar, y con estas palabras lo que intenté, fue transmitirtelá. Espero haberte contagiado un poco.

INFORMES